Get Adobe Flash player

Reserva Natural Especial de Los Tilos

lostilosDescripción: Este espacio es un símbolo histórico de la lucha por la defensa de la Laurisilva que antaño cubrió el norte de Gran Canaria. Continuamente amenazado a lo largo del siglo XIX y principios del XX por su valor maderero, fue sin embargo exaltado y defendido por escritores, poetas y propietarios cultos como la familia de Tomás Morales o el propio Don Miguel de Unamuno.

En los años 80, se realizaron repoblaciones en sus laderas intentado regenerar su dilapidada masa boscosa. Su posición en el límite inferior del bosque potencial ha dificultado estas labores.
Su función educativa se ha visto reforzada por la creación de un pequeño Centro de Interpretación a su entrada.

La reserva delimita uno de los últimos reductos de Laurisilva de Gran Canaria, comunidad vegetal que a pesar de su reducida extensión, ejerce un papel destacado en la protección de los suelos y la recarga del acuífero.

La fauna y flora se componen de las especies típicas de Laurisilva, contando con multitud de endemismos de alto interés científico (más de 50 especies de plantas y varios cientos de invertebrados), algunos en peligro, como la chahorra o salvia blanca (Sideritis discolor) o la cresta de gallo (Isoplexis chalcantha). Para muchas especies este lugar alberga la mayor parte de sus poblaciones, cuando no la totalidad.

La Reserva Natural Especial, ubicada en el interior del Parque Rural de Doramas, está constituida por un tramo de 2 Km del barranco de Moya, un tramo estrecho encajonado por donde circulaba un importante caudal de agua y donde se localiza una buena muestra de laurisilva. Antiguamente formaba parte de un grandioso bosque, conocido como "La Selva de Doramas", y que empezó a reducirse en el siglo XVI por roturaciones y sacas de madera para diversos usos.

La vegetación de monteverde se distribuye por el lecho y las laderas, y se constituye de formas arbóreas entremezcladas con especies herbáceas propias del sotobosque. En el mismo cauce hay plantas ligadas a ambientes acuáticos (cañas, etc.) y en algunos lugares de la reserva sobre todo en las laderas hay especies introducidas, a veces extendiéndose por amplias superficies como las tuneras (Opuntia).

Geología: El barranco se encuentra labrado entre materiales pliocenos pertenecientes a la serie Ciclo Roque Nublo y depósitos sedimentarios de tipo conglomerático y arenas. Por otro lado, encontramos una colada basanítica en el fondo del cauce del barranco, pertenecientes al Ciclo Reciente, y que se superpone a los materiales mucho más antiguos anteriormente citados.

Geomorfología: Desde el punto de vista morfoestructural, la Reserva presenta un relieve más o menos abrupto muy encajado en el terreno, ya que se trata del cauce de un típico barranco en "V". Debido a esta característica, podemos distinguir que en la parte norte de la Reserva el cauce es más estrecho y en la parte situada al suroeste encontramos una geoforma en rellano, donde el cauce es más amplio, permitiendo los cultivos.

Arquitectura: El patrimonio arquitectónico viene dado por algunas casas populares con el tejado a dos aguas y en buen estado de conservación, situadas muy cerca del fondo del valle, en su parte meridional.

Etnografía: El patrimonio etnográfico dentro de la Reserva está relacionado con la cultura del agua, siendo el elemento de mayor importancia la acequia que atraviesa la Reserva de sur a norte, las actividades agropecuarias y las vías de transporte. Existen, asimismo, algunos alpendres-cueva, situados al norte de la Reserva, en el sector denominado Las Cuevas y tres caminos de herradura que constituían una importante vía de comunicación entre el casco del municipio y las partes altas del mismo.

Arqueología: Al norte de la Reserva se sitúa el yacimiento denominado Cueva de los Canarios, situado en un lugar de difícil acceso, y al sur encontramos una pequeña cueva artificial denominada la Cueva de la Paloma.

Fundamentos de Protección: El fundamento de protección es el de preservar e intentar recuperar, en el máximo espacio posible, uno de los escasos enclaves de monteverde que aún perduran en la isla, que a pesar de su reducida extensión, ejerce un papel destacado en la protección de los suelos y la recarga del acuífero.

Declaración: Este espacio forma parte del que fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias como Parque Natural de Doramas y reclasificado con la aprobación el 16 de noviembre de 1994 de la Ley de Espacios Naturales como reserva natural especial. La aprobación definitiva de su Plan Director fue publicada en el BOC/BOE nº 2005/170 de 17 de Agosto de 2005.

Otras protecciones: La reserva es por definición área de sensibilidad ecológica, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico. También es Lugar de Interés Comunitario LIC.

Diversidad ecológica LIC LOS TILOS DE MOYA:

Código 4050: Brezales secos macaronésicos endémicos.

Código 8320: Campos de lava y excavaciones naturales.

Código 9360: Laurisilvas macaronésicas (Laurus, Ocotea).

Relación con otros espacios: La Reserva Natural Especial se encuentra ubicada en el interior del Parque Rural de Doramas.

Municipios: Santa María de Guía y Moya.

Superficie: Abarca 91,5 hectáreas, repartidas entre  Moya (89,9 has), y Santa María de Guía (1,6 has).

Población: ninguna.