Get Adobe Flash player

SVM.5 Camino El Tablero a Vueltas de Acero

FICHA TÉCNICA: 

Recorrido: Fontanales - El Tablero – El Convento – El Tablero Bajo – Lomo de Los Inciensos – Valsendero (El Cercado) – Bco. de La Virgen – Casa de La Virgen – Los Picachos – Lomo del Negro - San Fernando.

Desnivel: 413 m. (Fontanales 1002 m. - El Tablero 1011 m. – El Tablero Bajo 967 m. – Lomo de Los Inciensos 910 m. –Valsendero (El Cercado) 789 m. – Casa de La Virgen 598 m. – Lomo del Negro 730 m. - San Fernando 603 m.)

Tipos de firme: Cemento, asfalto y tierra.

ENP: Parque Rural de Doramas y Reserva Natural Integral de Barranco Oscuro.

Precauciones: En carreteras circular por su izquierda.

Opciones de transporte: Es posible realizar en coche parte del recorrido. Paradas de guaguas de Global en Fontanales, Corvo y San Fernando.

 

 

mide5

Ver perfil y ruta del senderoVer galería de imágenes del senderoDescargar archivo KMZ para GOOGLE EARTHwikiloc
 
 
 
 

DESCRIPCIÓN GENERAL

 

Esta ruta forma parte de los caminos tradicionales que iban de  medianías a la cumbre, con arbolado introducido, sobre todo eucaliptos, cultivos herbáceos y frutales, que desde Artenara y Piedra Molino, se usaban para la peregrinación a Teror.

Esta ruta discurre por gran parte de la antigua Montaña de Doramas, masa boscosa que fue desapareciendo a lo largo de los años y a la que la agricultura dio la puntilla durante el siglo XIX.

El camino se inicia en lo alto del Lomo del Marco donde empieza el Camino de el Tablero en cortos descensos y repechos por una pista de asfalto de casi dos kilómetros y termina en el Camino Tradicional Las Vueltas de Acero (Conexión Sendero SVM.02), pasando por la reserva natural integral Barranco Oscuro y descender al Barranco de la Virgen para finalizar en el Camino Vueltas de Acero.

El paisaje que vemos es el típico de medianías del norte: caseríos dispersos, arbolado introducido como los castaños y eucaliptos, especialmente cultivos herbáceos y la reciente incorporación de las construcciones de segunda residencia, siguiendo el modelo de "casa salón", que hace estragos.

En el tablero, barrio cercano a Fontanales, se caracteriza entre otras cosas, por la afluencia de bosquetes de laureles y viñátigos junto a castaños y robles. Caseríos con pequeños grupos de casas tradicionales canarias que mantienen sus fincas cultivadas de papas, frutales y castañeros.

Pasadas las fincas en descenso se avista el Barranco de la Virgen y  el pago de Valsendero, hacia el que se desciende por un empedrado tradicional que antaño tuvo su gran importancia por los que circulaban bestias de carga. Desde éste  aparecen varios ejemplares de laurel, pino y escobones y proliferan los eucaliptos.

 Rebasado Valsendero, una pista conduce a un pozo cercano, pero antes de llegar a el camino atraviesa el cauce del Barranco de la Virgen. Barranco frondoso y bello, con las laderas tapizadas de especies de risco que evocan en cierto modo el desaparecido monteverde.
Los relictos del monteverde son de gran importancia faunística para el mundo de los invertebrados, muy adaptados a esta formación boscosa, por lo que es fundamental el incremento de este tipo de bosque para evitar la desaparición de cientos de especies de insectos.

Entre las aves que podemos encontrar, de tamaño mediano destacan el mirlo, la tórtola y la paloma bravía. Y entre las de menor tamaño, destacan la alpispa, el frailero y el canario. También encontramos capirotes, pechuguitas, pinzones o chau-chau, etc.

Continuamos la ruta en el ascenso por el camino Vueltas de Acero, dicho sendero formó parte el antiguo camino de extracción de las maderas de la Montaña de Doramas que iban destinadas a los ingenios azucareros de Firgas y Arucas, especialmente durante el siglo XV, para finalizar con el Camino la Data.   

 

ITINERARIO POR TRAMOS

 

Primer Tramo SVM.05 a: El Tablero al Lomo los Inciensos (1170 m. / 25 minutos).

Partimos desde el cruce de caminos situado junto al colegio Público unitario del barrio del Tablero. En este cruce de señalética nos encontramos varios caminos a elegir, a la derecha en subida conexión sendero SVM. 01 y SVM 04, y a la izquierda y en bajada iniciamos la ruta por camino vecinal del tablero. Avanzamos en cortos descensos de suave pendiente, por pista de asfalto pasando por un pequeño bosquete de robles, encinas y álamos. Cerca de éste nos encontramos un cruce, a la derecha y en  subida dirección  Camino Lomo Marco SVM. 04, a la izquierda y en pista de asfalto seguiremos  entre caserios “Caserio El Convento” y fincas de cultivo dispersas a lo largo del camino. Transcurrido unos metros subimos a un lomo donde nos encontramos un nuevo cruce indicando a la derecha camino a Valsendero (Casa del Cura). Continuamos por éste hasta llegar al cruce del Tablero bajo, donde encontramos un poste de señaletica, a la izquierda y en bajada hacia lomo los Tosconcillos y Lomito Bermejo, y a la derecha y en pequeña subida con sendero de barandilla Lomo los Inciensos.

 

Segunda Tramo SVM.05  b: Lomo los Inciensos - Casa de la Virgen (3290 m. / 70 minutos).

De este lomo iniciamos el descenso por pequeño sendero al principio ayudado con una barandilla y de cemento. Dejamos atrás dicho sendero de cemento y continuamos por tierra y empedrado hasta llegar a la carretera de asfalto de Valsendero y barranco de la virgen.

Giramos a la izquierda y en carretera de asfalto para continuar descendiendo hasta llegar a la casa de la Virgen. Durante el descenso por el fondo del Barranco de La Virgen vemos laderas llenas de Monteverde y especies rupícolas típicas de risco. Otro de los aspectos que podemos disfrutar son los extensas áreas llenas de verdor natural y paisajístico como son los árboles frutales, laurisilva alternados con Fincas y casonas típicas canarias de hacendados, prueba de ello está la Casa de la Marquesa. Además, destacan las vistas de la que fuera la Montaña de Doramas y las propiedades de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas.

 

Tercer Tramo SVM.05 c: Casa de la Virgen – Lomo del Negro (950 m. /30 minutos).

Giramos a la izquierda e iniciamos el ascenso por sendero empedrado y suave trazado y ligera pendiente hasta llegar al Lomo el Negro, Camino La Data. Este bello empedrado tradicional y singular vegetación le prestan gran encanto. El camino es conocido como Las Vueltas de Acero, formó parte del antiguo camino de saca de las maderas de la Montaña de Doramas para los ingenios azucareros de Firgas y Arucas, del siglo XVI, primeros responsables del retroceso del bosque, desaparecido por el gran consumo de leña empleada para la elaboración de los azúcares. También fue utilizado como camino de herradura y hoy lo frecuentan los romeros de la Virgen del Pino.

 

INFORMACIÓN ADICIONAL

 

Valsendero.

Valsendero es un lugar idílico rodeado de naturaleza en una parte recóndita del municipio de Valleseco. Se trata de un caserío enclavado en el profundo barranco de la Virgen y en los límites de la Reserva Natural Integral Barranco Oscuro.

El origen de su nombre proviene de “mal sendero”, conocido así en la antigüedad y junto al cual surgió el caserío. Esta denominación no es imputable únicamente al camino que llevaba a Valleseco o Firgas, pues al encontrarse entre montañas, el camino de herradura que lleva hacia la cumbre o Fontanales es una gran pendiente ascendente por Las Gambuesillas o el Lomo Gordo, por donde antes se transitaba con burros cargados con los productos de la tierra para su venta. No obstante, los aborígenes canarios lo hicieron con más facilidad pues se asentaron allí y después lo hicieron los pastores con su ganado.

Sin embargo, según cuenta la historia, ahí no acababan las dificultades, pues aparte de las pendientes y los andenes, las inconveniencias no eran solamente en sentido ascendente, sino también en el descendente, pues como se sabe, el esfuerzo se multiplica. Si a ello se le añade que además hay que atravesar el “malpaís” de El Mapey, donde las coladas y escorias volcánicas son abundantes, subir o bajar hasta la montaña de Pajaritos hasta el actual Valsendero tenía sus grandes complicaciones, para luego vadear las abundantes aguas del barranco de la Montaña (el actual barranco de la Virgen), para llegar a Valleseco o hacia abajo a Firgas por el barranco de Las Madres. El topónimo es ya mencionado en las Ordenanzas del Cabildo General de 1531, cuando establece la guarda de montañas diciendo «Primeramente que en la montaña de Doramas ny de Gáldar ny en las montañas del Palmytar ny en la madre del agua de Firgas ny en las montañas del barranco del Aumastel ny en las montañetas que están al Malsyndero y a la parte de Terore ny en el lavreal nynguna persona no pueda cortar madera nynguna syn licencia de la justicia e regimiento so pena que la persona o personas que cortaren madera e leña syn licencia aya de pena…».

Flanqueado de altas montañas, este lugar donde aún es posible escuchar el sonido del silencio, es el más alejado de los barrios de Valleseco. Por ello, desde 1925 cuenta con su propia iglesia bajo la advocación de San Luis Gonzaga. Fue lugar obligado de paso para las gentes procedentes de los “altos” como Fontanales, Caideros, Fagajesto, Juncalillo y Artenara que querían llegar a Teror, Arucas e incluso a la Ciudad, pues a pesar de ser un difícil camino, atajaba bastante.

Por otro lado, cabe señalar que Valsendero cuanta con una serie de valores etnográficos destacables, como son el taller de cestería, donde se realizan cestas de codeso, mimbre y caña (los materiales utilizados por el artesano); y los vestigios de un antiguo molino de agua, el Molino de Huerta Grande o de Valsendero. El Molino es testigo de un pasado floreciente que se basaba en la agricultura y en la riqueza de agua de este lugar. Acequias, pozos, cantoneras constituían otras construcciones de esta red hidráulica. También destacan las antiguas haciendas, como la Finca del Cercado, la del Morro, la de la Peña y la de la Heredad. Todas ellas sobresalen por su arquitectura tradicional más rica, por tratarse de fincas señoriales.

 

Barranco de La Virgen.

El paraje natural del Barranco de la Virgen es uno de los principales barrancos que cruzan el municipio de Valleseco (que se encuentra al Oeste del mismo). Este barranco desemboca en San Andrés (litoral del municipio de Moya) y nace en las cumbres de la isla (tramo que se inicia en Valsendero y acaba en Las Madres). En su cuenca más alta, recibe el nombre del Andén y de Crespo, llegando a la Degollada de Las Palomas y a los Llanos de Constantino. Por su parte, su cuenca media y baja, recibe la denominación de Las Madres o de Guadalupe y de Azuaje.

En tiempos de la Conquista era conocido con el nombre aborigen del Aumastel, teniendo una valiosa importancia en los Repartimientos de tierras al constituir el límite entre los distritos de Las Palmas y Gáldar, llegando este último hasta Nicolás, la actual Aldea de San Nicolás. La designación antigua del Aumastel la mantuvo para el cauce bajo, y en los distintos documentos públicos este cauce medio era llamado barranco de la Montaña de Doramas, porque penetraba en la selva de la Montaña de Doramas.

Se trata de un lugar idílico, flanqueado de altas montañas, donde aún es posible escuchar el sonido del silencio. Este barranco se localiza entre los municipios de Valleseco y Firgas, que discurre entre fuertes acantilados que han permitido preservar una flora endémica que en muchos casos solamente habita en esta zona, como por ejemplo la cresta de gallo y la salvia blanca. En los alrededores existe un significativo número de manantiales de agua mineral, como Las Madres, Mayorazgo, El Rapador, San Juan, Los Chorros, Fuente Agria, La Ideal y San Antón, etc. Muchos de ellos todavía se encuentran en producción, con multitud de pozos y galerías en su recorrido de donde los bienes etnográficos hidráulicos son de notable importancia.

El topónimo tiene su origen en la Hacienda de la Virgen del Pino, tierras situadas en la antigua selva de Doramas, que pasó a propiedad de la fábrica parroquial de Teror por la data real concedida y por otras donaciones, como la de Leonor de Carvajal en 1772 y la del presbítero Domingo Navarro del Castillo y su hermana en 1790. Las llamadas «fábricas parroquiales» en las iglesias son las rentas o derechos que se cobraban para repararlas y costear los gastos del culto divino.

 

Camino Real Vueltas de Acero.

Se trata de un camino tradicional, que los antiguos pobladores transitaban para poder ir desde la cumbre de la isla y Firgas hasta Moya. Una parte del camino transcurre por empedrado, típico de los caminos de antaño y rodeado de naturaleza, especialmente de laurisilva.

Asimismo, cabe señalar que el camino conocido como Vueltas de Acero, formó parte el antiguo camino de extracción de las maderas de la Montaña de Doramas que iban destinadas a los ingenios azucareros de Firgas y Arucas, especialmente durante el siglo XVI. Así pues, estos fueron los primeros responsables del retroceso del bosque, desaparecido por el gran consumo de leña empleada para la elaboración de los azúcares. Hay que recordar que este bosque era conocido antiguamente como la Selva de Doramas, que llegó a cubrir todas las medianías septentrionales de Gran Canaria, desde el Valle de Agaete, hasta el barranco de San Miguel en Telde.

Por otra parte, esta ruta también fue utilizada antiguamente como camino de herradura. Hoy en día, es bastante frecuentado por los romeros que peregrinan cada año para cumplir sus promesas a la Virgen del Pino.

gotop